CÓMO AYUDAR A MI HIJO SI TIENE ANSIEDAD

El aumento de ansiedad en los niños en los últimos meses está llegando a niveles nunca antes vistos, muchos factores como la pandemia, el uso prolongado de cubrebocas, la nueva “normalidad” entre otras cosas han sido detonantes a que la ansiedad se presente cada vez en más niños y con mayor frecuencia llegando incluso a producir crisis.

Es muy importante que como padres estemos al pendiente de ciertas conductas y comportamientos y no tomarlos a la ligera o confundirlos con mal comportamiento, ya que si los detectamos a tiempo podemos ayudarles a pasar por esos periodos críticos y que puedan ejercer autocontrol sobre su cuerpo y emociones.

Primero procura observar y detectar si existe alguna situación en específico que esté produciendo los momentos de ansiedad, para que de esta manera puedas realizar los cambios necesarios para reducirla. Puede ser que se presente solo estando en cierto lugar, al hacer determinada actividad o bien estando en compañía de determinada persona.


Algunas conductas que nos indican ansiedad son las siguientes:

- Morderse las uñas

- Chuparse el cabello o el cuello de las playeras

- Jalarse el cabello o arrancárselo

- Movimientos repetitivos como dar vueltas, aletear, o moverse sin control

- Risas o carcajadas exageradas

- Cambios muy marcados de humor de un momento a otro

- Elevar mucho la voz, hablar “gritando”

- Llorar sin ninguna razón aparente

- Pellizcarse

- Molestar y pelear con todos sin razón

En cuanto veas algunos de estos indicadores intenta con alguna de las siguientes actividades, lo que buscamos es que sean actividades de descarga para liberar la emoción de una manera saludable, no prohíbas ni reprimas sino tratar de canalizar con alguna actividad.


1. Recortar. Una actividad muy sencilla que les ayuda a concentrarse en lo que recortan, pueden ser determinadas imágenes o simplemente recorte libre.










2. Romper papel. Si tienes hojas para reciclar puedes dejar que las rompa libremente

3. Hacer bolas de papel. El tomar una hoja y apretarla hasta hacer una bola de papel ayuda a liberar estrés y también enojo.

4. Pintar

5. Rayar: a diferencia del pintar aquí es solo hacer rayones, esto los ayuda a liberar la desesperación y enojo

6. Abrazar: lo ideal es que lo puedas abrazar tú directamente, pero si no accede puede ser que abrace una almohada, un peluche, manta o así mismos, ayuda a contener cuando se combina ansiedad y tristeza

7. Ejercicio: correr, brincar, patear un balón o botar una pelota, todo esto ayuda cuando es muy grande la carga de ansiedad y desesperación.

8. Gritar: Si, así es, dejarlos gritar, no hay nada más liberador que el grito, si pueden hacerlo fuera de casa, en un parque o jardín o bien con una almohada, es muy efectivo.

9. Veo, veo: este juego permite distraer la mente de los niños, así que pierden la atención en la ansiedad y se concentran en el juego.


También puedes utilizar los siguientes ejercicios y dinámicas de respiración para todas las edades:

1. Huelo una flor, soplo una vela: Para enseñar a los más pequeños es muy fácil con este juego de inhalar y exhalar, pueden hacerlo 5 o 6 veces con los ojos cerrados diciendo que se imagine que en la mano izquierda tiene una flor y en la derecha una vela.



2. Apagar velitas: Si tienes a la mano velas es excelente, ya que ejercitas la respiración y los ayudas a calmarse. Puedes ir retirando las velitas poco a poco para que sea mayor la inhalación y la exhalación.

3. Futbol: Puedes hacer pequeñas bolas de papel, y en una mesa poner en el extremo una pequeña portería, el juego es que solo soplando desde el otro extremo de la mesa pueda meter sus goles.

4. Soplar cartas: otro juego es poner diferentes cartas boca abajo en el centro de la mesa y que solamente soplando las lleve a uno de los extremos, pero sin que se caigan, que queden al filo de la mesa. Si además logra voltear la carta se puede dar más puntos.

5. Globo imaginario: Esto funciona con todas las edades imaginar que tienen un globo y que lo inflan juntando sus manos.


Para niños más grandes y adolescentes:

6. Respiración 5-5-5. Esta técnica consiste en inhalar mientras mentalmente o con la mano se cuenta hasta 5, retener en 5 y exhalar por la boca en 5. Se debe hacer 5 veces, esto logra relajar y distraer la mente de lo que causa ansiedad.



7. Poner la mano derecha en la frente y la otra mano en la parte de la nuca y respirar profundo, puede durar unos cuantos minutos hasta que sientan que se calma la ansiedad, funciona muy bien en adultos cuando hay una situación muy estresante.

Esperamos que toda esta información pueda ayudar a tu hijo

cuando presente ansiedad, si ves que persiste o empeora si te recomendamos ver a un profesional de salud para que te ayude.

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo